lunes, 3 de octubre de 2011

Quiché de Setas y Puerros Caramelizados

            Bueno, ¡manos a la masa! ^^

         Para estrenar el blog, me decidí por una Quiché, que era algo que quería hacer desde hacía bastante tiempo, elaborando yo misma la masa, claro, ya que me daba cierto respeto puesto que las masas quebradas son bastante sensibles. De hecho, tuve un problemilla al desmoldarla que con un truquito, que sobre la marcha se me ocurrió, solucioné de una forma sorprendente. Después os cuento.
         La receta para la masa la encontré por internét. Hay muchos tipos, yo escogí una bastante sencilla de hacer. Y para el relleno, también la encontré en la web, solo que la modifiqué a mi gusto. Espero que os resulte deliciosa. ¡¡A mí me encantó!!

INGREDIENTES

Bien, vamos a necesitar:



PARA LA MASA:

- 275 gramos de harina.
- 160 gramos de mantequilla a temperatura
   ambiente.
- 1 huevo entero.
- Media cuchara pequeña de sal.





 

   PARA EL RELLENO:

   - 2 puerros.
   - 1 cebolla mediana.
   - 150 gramos de setas.
   - 100 gramos de bacon.
   - 100 gramos de queso a tacos (yo eché de
      dos clases).
   - 200 gramos de nata.
   - 3 huevos.
   - Azúcar, vinagre y nuez moscada.




             Estos ingredientes son los que yo usé para un molde de 27cm, que para cuatro personas está bien (o para dos de buen comer y como plato único ^^). Si el molde es más grande, se pueden echar 4 puerros, 500 gramos de nata y 150 de bacon, el resto igual.



ELABORACIÓN

            Comenzamos por la masa.

         Ponemos todos los ingredientes en un bol. Primero la harina tamizada, después la mantequilla alrededor, cortada en taquitos (a temperatura ambiente, recordad!) y por último, en el centro, la sal y el huevo encima. Nos enharinamos las manos y amasamos mezclando bien todo. Aunque parezca que la masa no se va a hacer, al final va absorbiendo y cogiendo forma.




          En unos minutos está lista, ya que no hay que amasarla mucho, para evitar que se rompa después al estirarla. Así que, en cuanto coja forma homogénea, estará preparada.La envolvemos en papel film transparente y la metemos 45 minutos en el frigorífico.
         Si la tenéis más tiempo, estará dura y habrá que dejar que se temple antes de estirarla. Una vez sacada, no hay que volver a amasar, sino estirar directamente. También se puede congelar y dejar que se descongele poco a poco antes de usarla (yo congelé la sobrante de forrar el molde y la tengo reservada para otra ocasión ^^).

         Transcurrida la hora, la sacamos del frigorífico y la ponemos sobre la superficie espolvoreada con harina. También podéis poner papel film y estirar sobre él la masa. A mí se me olvidó hacerlo, y al levantarla se pegaba un poco a la mesa, ya que la harina la va absorbiendo. Con el film os resultará más fácil después levantarla.

      Manchamos el rodillo con harina, espolvoreamos un poquito sobre la bola de masa y empezamos a estirar despacito y con paciencia. Se puede ir rompiendo al estirarla, pero se soluciona fácil uniendo de nuevo y volviendo a pasar el rodillo. Cuando tenga un tamaño considerable, ponemos el molde encima y si vemos que sobra bastante, tendrá el tamaño adecuado. Ahora, ponemos el rodillo en un extremo y la vamos enrollando despacito en él, para transportarla encima del molde. Una vez encima, le vamos dando la forma con cuidado y luego pasamos el rodillo por el borde, para quitar la mas sobrante.





  


           Como veis en las fotos, a mí se me rompió un poquito y me quedó algún agujerillo (no sé si la tuve demasiado tiempo en el frigorífico o igual la amasé mucho) pero lo solucioné poniéndole trocitos de la masa sobrante encima y amasando con los dedos suavemente.


          Una vez tenemos el molde con la masa, la pinchamos con un tenedor y le colocamos papel de plata encima con un puñado bueno de garbanzos (u otra cosa que se os ocurra) para que hagan peso y la masa no suba (los garbanzos se pueden guardar para otra ocasión). El borde lo podemos dejar sin cubrir para que se dore un poquito, o bien, si el relleno que vamos a usar requiere mucho horneado (como en este caso, que son 20-25 minutos) lo cubrimos para que se dore después, junto al relleno.





          Ahora nos queda hornear durante 15 minutos, con el horno precalentado a 190º con calor arriba y abajo en el caso de un horno de aire, que es mi caso. Si no es de aire, a 200º. No obstante, a los 15 minutos mi masa estaba aún un poco blanda, así que la dejé 5 minutos más (la próxima vez lo pondré directamente a 200º).

            Mientras se hace la masa, vamos a por el relleno.

        Cortamos el puerro y la cebolla en juliana y lo ponemos a pochar. Cuando la cebolla esté blandita y un poco transparente, echamos las setas. Lo dejamos unos minutines más y entonces caramelizamos. Para ello, echamos dos cucharadas soperas de azúcar y un chorrito de vinagre, y dejamos reducir unos 5 minutos. Mientras tanto, podemos ir haciendo el bacón aparte. Una vez hecho, se puede mezclar y lo ponemos en un escurridor para que suelte todo el aceite y esté bien seco.
          Mientras escurre la verdura, batimos los huevos por separado, y después añadimos la nata. Es importante hacerlo así, ya que si se bate junto, la masa puede subir después en el horno (al añadir aire a la mezcla).
           Una vez añadida la nata, echamos la verdura y mezclamos todo bien. Echamos un poquito de pimienta, nuez moscada y sal (para rectificar debido al azúcar para caramelizar).

         Ya tenemos el relleno listo, así que vamos a por la masa. Pasados los 15 minutos, la sacamos, retiramos el papel de aluminio (si se pega un poquito, es que le hará falta unos minutines más en el horno para la próxima vez) y dejamos enfriar un buen rato (15 minutos más o menos). Una vez fría, es recomendable desmoldar, ya que si se hace después, junto al relleno, se puede romper debido al peso de éste.


               


          Aquí es donde yo tuve el problemilla que os contaba al principio. Como veis en la foto, estaba un poquito resquebrajada en las zonas donde tuve que unir algo de masa al ponerla en el molde y dudé si desmoldarla o no. Al final me arriesgué y, por supuesto, ¡¡se rompió!!. Creí que no tendría solución, ¡y ya tenía el relleno!! Por eso no hice fotos, y ahora me arrepiento, pues me gustaría que vieseis el estado en que quedó, dos cachos grandes enteros y el resto ¡¡hasta con miguitas!!. Se me ocurrió poner papel de horno en el molde (para que el relleno no se pegase al fondo) y encima coloqué la masa como pude (ya os digo, con miguitas), eché el relleno y a ver que salía, jaja. Bueno, pues el truquito del papel de horno funcionó, salió enterita, como podéis ver en las fotos, y riquísima!! Igual la masa, de haber ido todo bien, estaría más crujiente, pero el caso es que salió muy buena. Para lo que también me sirvió el truquito improvisado, fue para desmoldar al final, ya que solo tuve que tirar del papel de horno y pasar al plato. Luego se lo quité con cuidado, y quedó perfecta. Así que si os ocurre, probad.




          Bien, esto me ocurrió a mí, pero suponiendo que la masa no se rompa, pues se desmolda, se pone en la bandeja del horno, se echa el relleno hasta casi el borde de la masa y horneamos, con el horno precalentado a 180º, durante 25-30 minutos. No obstante, se puede pinchar o simplemente tocar, con cuidado de no quemarte, el relleno para ver si está cuajado. Yo, por ejemplo, la dejé unos 5 minutos más para que se dorase mejor.

            Y ya tenéis la Quiché lista para devorar ^^.




           He de deciros que me resultó bastante sencillo, que una vez te animas con las masas, le pillas el truquito fácil y que reconforta mucho ver lo bien que queda y lo rico que está algo que has hecho tu misma. Y si encima, alaban (¡y devoran!) tu creación, os aseguro que querréis repetir.

           Espero que os haya gustado y que si la hacéis, ¡me contéis!. Un beso a todos.

8 comentarios:

  1. qué pintaza, lo malo es que esta receta yo no puedo por el gluten. Si te animas más adelante puedes intentar hacer algo para celiacos, solo si te apetece. un beso guapa, y enhorabuena!

    Ángela

    ResponderEliminar
  2. Pues no se nada sobre el tema, pero yo investigo. Es una gran idea ^^.

    ResponderEliminar
  3. ainssss mare mía el estrés que voy a pillar con tanto hacer jajaja porque esto dan ganas de comerlo así ya..entero..ummm habrá más recetas verdad..?jejeje

    ResponderEliminar
  4. Claro que sí!! Pero poco a poco, que si cocino así todos los días, me pongo como una foca!! ^^
    Por cierto!! No veo que seas mi seguidora, hum!!xD

    ResponderEliminar
  5. alaaaaa exageraaaa,pues...toi a ello que estoy leyendo todo todico.je

    ResponderEliminar
  6. tiene una pinta estupenda,en cuanto pueda me pongo a intarlo, ya t contare

    ResponderEliminar
  7. ¡Esto lo haré seguro!Enhorabuena por el blog!!:D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!!! Y bienvenida!!
      Te gustará =)

      Eliminar

Comenta aquí lo que te apetezca =)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...