martes, 19 de abril de 2016

Pastel de crepes y carne picada

¡Buenos días!
Mi portátil casi decide suicidarse, y es nuevo, pero finalmente quedó en un susto. Así que por poquito no puedo subir hoy una receta. Ains, la tecnología y yo que mal nos llevamos...

Bueno, hoy os traigo algo facilito pero vistoso y muy rico, un pastel de carne picada y crepes. No lo había probado y mi suegra me dio la idea para mi cumple. La verdad es que la combinación es genial.




Disculpad la foto, pero cociné yo sola para todos, iba apurada y no tenía tiempo de preparar mucho la escena. Obviando eso, ¿que os parece?, a mi me ha dado hambre :P
Es una receta muy sencilla, no es más que hacer un sofrito con carne picada y los ingredientes de vuestra elección. Hacer las crepes y  montar el pastel.
No tiene más misterio, pero os cuento como se hace.


INGREDIENTES

Para las crepes:
- 250 g de harina.
- 4 huevos.
- 500 ml de leche.
- 100 g de mantequilla.
- 1 pizca de azúcar.
- 1 pizca de sal.

Para el relleno:
- Pimiento rojo y verde.
- Cebolla.
- Ajos.
- Calabacin.
- Tomate frito.
- Carne picada.
- Aceite, sal y pimienta.
- Orégano
- Vino blanco.


ELABORACIÓN

Lo primero es hacer la masa de los crepes, para que repose en lo que hacemos el sofrito. Para hacerla no hay más que  poner los huevos y la leche en una jarra, añadir la harina con la mantequilla ablandada, la sal y el poquito de azúcar y batir muy bien.



Se cubre la jarra y se deja en la nevera reposando. Las cantidades de la receta son un poco orientativas, dependerá del tamaño del pastel, según las personas que sean, y de lo finas que se hagan las crepes. Creo recordar que esta receta da para unas 8-10 crepes y yo hice el doble.

Mientras la masa reposa, nos ponemos con el sofrito. Primero, en un poquito de aceite, doramos unos ajos y los reservamos.



Añadimos entonces las verduras bien picadas, con sal, y las pochamos.



Cuando estén pochaditas, agregamos la carne picada, pimienta y un chorro de vino blanco. Dejamos reducir y que la carne se haga bien.
Por último, incorporamos el tomate frito, lo ajos picaditos y el orégano y cocemos durante un buen rato.




En lo que termina el sofrito, vamos haciendo las crepes. Para ello untamos con una fina capa de aceite una sartén que no se pegue, y cuando esté caliente, echamos con un cucharón una porción de la masa. Movemos la sartén para que se extienda por toda la superficie y le damos la vuelta cuando esté doradita. Normalmente la primera se suele desechar porque absorbe mucha grasa y sale mal. Repetimos con toda la masa.




Con las crepes listas, montamos el pastel. Antes, colocamos el relleno en un colador para retirar el exceso de líquido, algo que yo, por las prisas y el estrés, no tuve en cuenta.
Se pone una crepe, capa de relleno, otra crepe, capa de relleno... 
Y listo!




Está muy sencillito porque no tuve tiempo de nada, pero admite muchas variaciones y una mejor decoración. No obstante, os aseguro que esté delicioso. Jugosito y con sabor, el toque tierno de las crepes es ideal.




Espero que os guste y que os sirva para alguna ocasión ^_^
¡¡Un beso enorme y feliz martes!! ♥♥♥

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta aquí lo que te apetezca =)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...