viernes, 17 de febrero de 2012

Bizcocho de Peros al Toque de Canela y Orujo de Café con Leche

           Un día más que descubro una receta y no puedo esperar a contarla, y un día más se trata de una receta dulce. Tendréis que perdonarme, pero son mi debilidad, y mi proyecto de futuro, así que disculpadme si os endulzo demasiado :P.
            Se trata de un bizcocho de manzana que he tuneado un poco para poder aprovechar unos peros que se me estaban empezando a arrugar. Los peros, para quien no los conozca, son un injerto entre pera y manzana con denominación de origen de mi pueblo de Murcia, Cehegin, y están muy ricos. El caso es que quería aprovecharlos antes de que se pasaran, y como hace días que sólo tenemos en casa cereales para desayunar, busqué una receta y la modifiqué a mi gusto. Paso a detallaros, pero antes, os dejo una foto de los peros, para que veáis como son, y del orujo que he usado, que en este caso es típico de la zona en la que vivo ahora, Palencia.





INGREDIENTES

- 3 huevos.
- 1 yogur.
- 250 gramos de azúcar (2 medidas de yogur).
- 2 o 4 peros (se pueden sustituir por manzanas).
- 250 gramos de harina.
- 1 sobre de levadura.
- 100 gramos de aceite de girasol (1 medida de yogur). 
- Orujo de crema de café con leche (o coñac u otro licor al gusto).
- Canela.


ELABORACIÓN

         Lo primero que hacemos es encamisar el molde, engrasándolo con aceite o mantequilla, y echándole harina. Lo reservamos y comenzamos a pelar los peros. Si son medianitos, cortamos tres de ellos en rodajas y otro lo dejamos para después. Las rodajas las colocamos en un recipiente, les echamos azúcar por encima, le añadimos el orujo y las dejamos macerando mientras preparamos la masa.



          Colocamos en el vaso de la batidora los huevos, el azúcar y la canela al gusto y batimos bien durante al menos tres minutos. Con esto conseguimos que el bizcocho nos salga más esponjoso. Después de batir esos minutos, agregamos el pero que habíamos reservado, cortado en dados, y volvemos a batir bien.



           Tras esto, añadimos el aceite y el yogur y volvemos a mezclar. He usado un yogur de marca Milbona, del Lidl, con azúcar de caña. Según mi chico, son los mejores yogures de marca blanca que ha probado. Está totalmente enamorado de ellos, de echo, si el bizcocho no estuviese tan rico, igual me mataba por usar uno para hacerlo, jajaja.



        Ya sólo nos queda incorporar el harina con la levadura y volver a batir hasta integrar bien. Volcamos sobre el molde y colocamos las rodajas de pero que habíamos dejado macerar. Yo las he colocado en vertical, haciendo una especie de espiral hacía el centro con la idea de que se viesen cuando el bizcocho subiera, pero vamos, cada uno que haga uso de su imaginación.



            Horneamos 35-40 minutos a 180º. Yo lo he tenido 40 minutos y cuando le faltaban más o menos 10, lo he tapado con papel de aluminio porque estaba bastante doradito. Mi horno es de aire, con ventilador, de los de ahora, por si os sirve de guía. Antes de sacarlo, pincháis con un palillo y si sale limpio está hecho, sino, lo dejáis unos minutos más.

             E voilá!! Un bizcocho la mar de vistoso, muy esponjoso y sumamente rico.



          Ah!! Se me olvidaba, el orujo que queda de macerar los peros, se usa para pintar un poco el bizcocho por encima una vez ha templado. Le da una jugosidad extra que os encantará. Por cierto, no os imagináis como huele mientras se va cociendo =).



Besos!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta aquí lo que te apetezca =)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...