martes, 23 de febrero de 2016

Pez espada en adobo al estilo cazón

Buenos días :)
Toca receta y la de hoy es una de mis favoritas. Quedé enamorada del cazón en adobo la primera vez que estuve en Granada, hace como unos tres años o así, y hacía mucho tiempo que no lo hacía en casa.
El cazón es un tiburón de aguas templadas y es típico de la zona sur donde se macera en un adobo y luego se prepara enharinado y frito. Se sirve como tapa en muchos de los bares y es espectacular.
Por aquí no se encuentra, así que yo uso rodajas de pez espada que es también consistente. Serviría cualquier pescado que no se desmigue fácilmente.




Serviría incluso carne, con pollo por ejemplo también lo he probado, y con merluza, que sí se desmiga, pero es un pescado que no me gusta mucho y así me encantó.
Es muy fácil de preparar, os lo cuento.


INGREDIENTES

- 1/2 kilo de pez espada (o cazón).
- 5 ajos.
- 1 cucharada de pimentón dulce.
- 1 cucharada de orégano fresco.
- 1 vaso de vinagre blanco o de jerez.
- 1 vaso de agua.
- Sal 
- 4 hojas de laurel.


ELABORACIÓN

No se si esta será la fórmula más típica, imagino que hay alguna variedad más, por ejemplo también la he visto con un poco de vino blanco y comino. Pero básicamente, lo importante es el vinagre, si es de calidad mejor, el pimentón y los ajos. Esto es lo que le da el toque especial. 
Así es como lo preparo yo y es suficiente para conseguir el sabor de un buen adobo. Por supuesto, cuando lo hago sólo para casa, que somos dos, no hago medio kilo, hago dos o tres filetes, así que hago la mezcla un poco a ojo. Pero es fácil de todos modos, pesar el pescado y ajustar la receta.

Bien, pues es fácil. Lo primero es quitar la piel y las espinas al pescado y trocearlo en cuadraditos. Por otro lado, se pelan los ajos y se le quita, yo por lo menos lo hago, el germen para que no repita. 




Troceamos los ajos y los colocamos en un mortero. Le añadimos un puñadito de sal y los machacamos. Una vez bien machacados añadimos el pimentón y el orégano y volvemos a machacar. Incorporamos un poquito del vinagre y removemos un poco para absorber bien todo el pimentón e impregnar el ajo.




Echamos el contenido del mortero sobre el pescado y removemos bien para que quede todo bien untado.

 

Incorporamos las hojas de laurel rotas y añadimos el vinagre restante y el agua.




Cubrimos y lo dejamos macerar en la nevera ocho horas o toda la noche. Si no tenemos tanto tiempo podemos dejarlo menos, pero mínimo unas tres horas para que coja suficiente sabor.




Una vez macerado solo tenemos que escurrir el líquido y pasar el pescado por harina.





Y por último, freír en abundante aceite e ir dejándolo sobre papel absorbente antes de servir.






Se sirve acompañado de verduras, arroz, patatas o cualquier cosa de vuestra preferencia, y a comer :)




Como veis muy sencillo de preparar. Resulta un perfecto acompañamiento o una tapa de lo más deliciosa.
Una forma de visitar Granada a través del paladar.
Espero que os guste si lo probáis.
Besos!!  ♥♥♥

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta aquí lo que te apetezca =)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...