martes, 8 de diciembre de 2015

Hola!! Tarta Damero de Colores

          Parece mentira como pasa el tiempo... Sabía que estaba mucho, pero que mucho tiempo con el blog abandonado, como un año perfectamente, pero ¿dos?. No era consciente de que podía ser ¡tantísimo! La última entrada es de febrero de 2014, ¡madre mía!... en fin, por circunstancias de la vida he estado un poco alejada, no de la repostería, pero si del blog y de las redes sociales del mismo. Siempre he tenido en mente retomarlo, pero ha ido pasando el tiempo sin darme cuenta. 
          Ahora por fin he conseguido organizarme y tengo muchas ganas de volver a llenarlo de recetas e ideas, que tengo unas cuantas acumuladas y otras tantas en mente :). Además, ahora que ya casi estamos en navidad, quiero editar la receta de roscón de reyes, que fotografié el proceso el año pasado, e intentar tener listos nuevos videotutoriales para el canal de youtube sobre técnicas de decoración de galletas. Pero hoy os quiero enseñar, más que una receta, porque no sé cual usé, un tutorial para hacer un bizcocho damero de colores tan chulo como este:




          En realidad es super fácil aunque no lo parezca, tan solo un poquito laborioso. Lo primero es hacer el bizcocho y dividirlo en tantas capas como queráis hacer, o los bizcochos si los horneáis por separado. Podéis hacer el bizcocho que queráis pero que sea blanquito, así quedarán los colores mejor. Me suena que yo hice la receta de red velvet, solo que sin colorante rojo claro, y como lleva chocolate los colores, como veis, quedaron oscuritos.




        Una vez hecho el bizcocho, reposado y frío, lo cortamos en tres secciones con dos cortadores redondos de diferente tamaño que insertamos uno dentro del otro de la siguiente manera:



          Así  obtenemos tres anillos de cada bizcocho que luego intercambiamos obteniendo tres bizcochos con tres colores diferentes.





          A partir de aquí seguimos el proceso normal para hacer un layer cake, base de bizcocho, capa de relleno, base de bizcocho, capa de relleno, cubrir la tarta, nevera para enfriar, otra capa de crema... hasta que la tengamos a nuestro gusto. Lisa, de forma rústica o con alguna decoración a líneas como hice yo.





          Por supuesto, el bizcocho no ha de verse pero me quedé algo escasa de crema. Era una tarta para casa, por el mero gusto de probar esta técnica y no la quise hacer demasiado grande ni hacer tal cantidad de crema que sobrase mucho. Que luego no se tira, nos la comemos a cucharadas o con galletas y no puede ser ^^'. Una vez lista aparentemente es una tarta normal pero al corte queda algo precioso.




          Cuantos mas anillos hagáis, mas cuadraditos y más colores tendrá la tarta. Es cuestión de probar. ¿Verdad que no es tan difícil como parecía? :).
           Espero que os haya gustado y sobre todo, espero que sigáis por aquí, que he vuelto con fuerzas. Un beso enorme!!

4 comentarios:

  1. Enhorabuena por el regreso a las redes,,, segurisimo nos esperan excelentes recetas,, saluditos desde cancun =D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias!!
      Espero que así sea, y que os gusten!! ^^

      Eliminar
  2. No tenía ni idea de que se hacía así! Siempre me lo imaginé algo más complejo jajaja. Ha quedado muy guay ;) Suerte con la vuelta al blog!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!!!
      Yo tampoco lo imaginaba, parece algo super elaborado y luego es fácil, fácil ^^
      Un beso!

      Eliminar

Comenta aquí lo que te apetezca =)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...