martes, 25 de febrero de 2014

Tarta Sacher

           Muy buenas tardes!! Jope, cómo pasa el tiempo! Desde el 5 de enero que no publico! Entre unas cosas y otras, entre ellas volver a organizar el blog, actualizar las galerías, las redes sociales.... En fin, por lo menos las galerías del blog están actualizadas y poco a poco saco tiempo para ir arreglando las entradas. Eso si, se me acumulan las recetas!! Así que hoy os traigo una que tenía pendiente hacía mucho y que no se como he tardado tanto en hacer, ¡¡pues soy una fanática del chocolate!!. Se trata de la conocida tarta Sacher y la hice para el día 7 de diciembre, que fue mi cumpleaños. Quería haberla publicado antes, pero pasamos el fin de semana fuera y luego se me complicó la semana, después con navidad pues la dejé pendiente. Aunque tengo muchas cositas por subir, me apetecía publicar ésta, así que os cuento.




INGREDIENTES


Para el bizcocho:

- 6 yemas de huevo (120 gramos).
- 120 gramos de chocolate para cobertura (al menos el 60% de pureza).
- 6 claras (180 gramos).
- 200 gramos de azúcar.
- 125 gramos de mantequilla.
- 125 gramos de harina (de los cuales podemos sustituir 1/5 por maizena).
- Mermelada de albaricoque o melocotón para rellenar.

Para la cobertura:

- 450 gramos de nata.
- 450 gramos de chocolate de cobertura.
- 80 gramos de mantequilla.



PREPARACIÓN

           Lo primero es el bizcocho, que hacemos un par de días antes. Separamos las yemas de las claras, y para facilitar, dividimos también los 200 gramos de azúcar en tres partes, una de 100 gramos y otras dos de 50 gramos.




            Hecho esto, lo primero es montar las yemas con los 100 gramos de azúcar hasta que blanqueen y doblen su volumen, y reservar




            Después, derretimos el chocolate con la mantequilla al baño maría y reservar para que temple un poco, pero manteniendo en un lugar calentito (según la receta, mantener a 27º).




           Mientras templa un poco el chocolate, montamos las claras el resto de los 100 gramos de azúcar. Primero las espumamos un poco solas, y a mitad añadimos 50 gramos. Los otros 50 gramos los añadimos cuando estén casi montadas.




               Reservamos las claras y mezclamos las yemas con el chocolate. Un vez bien mezclado, añadimos la harina en forma de lluvia y mezclamos con cuidado. Por último, agregamos las claras integrando con movimientos envolventes para evitar que bajen.




              Colocamos la masa en el molde encamisado con cacao. En mi caso, utilicé dos moldes, de tres que tengo iguales, que son perfectos para no tener que dividir el bizcocho. Se divide la masa en partes iguales y se hornean por separado. Horneamos unos 35 minutos a 160º. Enfriamos sobre una rejilla y una vez enfriado, cubrimos con papel transparente y reservamos.




          A otro día, con los bizcochos asentados, procedemos al montaje. Colocamos los bizcochos dándoles la vuelta si procede para que queden lo mas iguales posible y lo recortamos un poco para dejarlos rectos.




             Una vez preparados, se emborrachan con ron. En casa no somos grandes amantes de los bizcochos muy calados con alcohol, así que hice un almíbar con un poquito de la mermelada de melocotón que iba a usar para el relleno y aroma de ron, para que quedase más suave. Se pone al fuego, con el azúcar (igual cantidad que de agua) y se hierve unos 5-10 minutos.





         Templado el almíbar, empezamos con el montaje. Capa de bizcocho, baño de almíbar y capa de mermelada de melocotón. Otra capa de bizcocho, baño de almíbar y cobertura fina de mermelada rellenado bien en la hendidura entre los dos bizcochos. Yo la dejé así porque era para casa y no me importaba, pero para una mayor perfección, se le da una capita de ganaché de chocolate, enfriamos, alisamos y luego bañamos. Así quedaría una tarta mas lisa y perfecta.



            Una vez cubierta, la metemos en la nevera mientras preparamos la ganaché para el baño. Ponemos la nata al fuego y cuando hierva, la retiramos y le añadimos el chocolate y lo deshacemos. Una vez deshecho le incorporamos la mantequilla para aportarle brillo. Dejamos templar un poquito la ganaché, pero no enfriar, y procedemos al baño. Habremos dispuesto la tarta sobre algún cacharro y éste dentro de algún recipiente para recoger el chocolate que escurra. Yo usé un tapper que me venía justo de la medida de la tarta y éste dentro de una bandeja de horno. Colocamos la tarta y dejamos caer el chocolate desde el centro, todo, hasta que esté bien cubierta. Dejamos escurrir, limpiamos un poco el borde y la pasamos con cuidado al plato y a la nevera, hasta otro día.




              Y este es el resultado!!!!



             Como veis, no quedó perfecta, pero eso se soluciona como os he dicho al principio. De sabor impresionante, el toque de la mermelada con el chocolate genial!





            Para la decoración simplemente el nombre con un poquito de chocolate derretido. Como no me quedó centrado, yo añadí una flor.




          Y aquí os dejo un trocito. Espero que os guste, es una tarta impresionante!! Un beso.














5 comentarios:

  1. tiene que estar de perdicion esta tarta se ve riquisiiiima,, ese baño de chocolate jaja me encanta

    ResponderEliminar
  2. que pintaaa! y yo me entero una semana después,cuando tenga un rato me pongo a hacerla.Gracias por la receta Eli.

    ResponderEliminar
  3. Hola Eli,

    ¡Hemos visto que tienes muchas recetas! Te queremos presentar la página Todareceta.es, una comunidad donde los blogueros de cocina pueden compartir juntos todas sus recetas, ¡seguro que los usuarios disfrutarán con tu blog!
    Hemos creado también un Top blogs de recetas, donde podrás encontrar la lista de los más de mil blogs que ya se han añadido, y también podrás añadir el tuyo. ¡Y no te tienes que preocupar, porque todo es gratuito!

    ¡Estamos a tu disposición!
    Andreu
    Todareceta.es

    ResponderEliminar

Comenta aquí lo que te apetezca =)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...